política

política · 04. marzo 2016
Viendo esta imagen, cuesta evitar la comparación con aquel pasaje bíblico del Apocalipsis, donde cuatro caballeros cobraban vida, en forma de alegoría, a través del pergamino que dios sostenía en su mano derecha. En nuestro tiempo, estos caballeros que aderezan el post también permanecen sostenidos por una derecha -en funciones- mientras se decide el caballo ganador. Cada uno defendía, en el relato del sagrado libro, su mayor valor a lomos de sendos caballos de color distinto en cada...